fbpx

Cómo Xiaomi se convirtió en el gigante tecnológico que desafía a Apple

Cómo Xiaomi se convirtió en el gigante tecnológico que desafía a Apple

Si hay una empresa que ha sabido revolucionar el negocio de los teléfonos inteligentes en la última década, esa es sin duda Xiaomi. Esta compañía china ha pasado de ser una completa desconocida a convertirse en el tercer mayor fabricante de smartphones del mundo, sólo por detrás de Samsung y Apple.

El arma secreta de Xiaomi para alcanzar semejante éxito meteórico ha sido su estrategia de ofrecer dispositivos de enorme calidad pero a unos precios muchísimo más asequibles que los de sus grandes rivales. Una estrategia tan simple como efectiva que les ha permitido ganar millones de fans alrededor del mundo.

Pero el ascenso de Xiaomi es mucho más que una buena fórmula de negocio. Es toda una lección de cómo una compañía desconocida y sin recursos puede desafiar el statu quo de un sector y convertirse en un verdadero gigante utilizando tácticas disruptivas de marketing.

Los orígenes de una revolución tecnológica

La historia de Xiaomi comienza en 2010, cuando Lei Jun, un exitoso empresario y emprendedor chino, decide fundar una nueva compañía con un puñado de ingenieros. La visión de Jun era bastante ambiciosa: crear una marca que fuera capaz de ofrecer productos tan vanguardistas y de alta calidad como los de Apple, pero a un precio mucho más ajustado para las grandes masas.

Esta idea surgió de algo tan sencillo como un libro que Lei Jun leyó de joven en la biblioteca de su universidad, “Fire in the Valley“, que narraba los inicios de la industria tecnológica del Silicon Valley y le hizo concebir una gran admiración por Steve Jobs y Apple.

Tras trabajar durante años en otras compañías del sector, a Jun se le encendió la chispa del emprendimiento con la irrupción de los primeros smartphones. Tras reunir unos pocos millones de inversión, Jun y su equipo fundaron en abril de 2010 la pequeña empresa Xiaomi (que significa “pequeño grano” o “pequeño milagro”) en un modesto apartamento de Pekín.

El “milagro” Xiaomi y su disruptiva estrategia: “Calidad-precio”

Viendo en retrospectiva, podemos decir que ese pequeño milagro se ha hecho realidad de forma extraordinaria. De aquella pequeña startup ha surgido una auténtica multinacional tecnológica valorada en más de 55.200 millones de dólares (por delante de Ford y General Motors), que en 2021 alcanzó una cuota de mercado global del 14,1% en smartphones, sólo superada por Samsung y Apple.

En sus comienzos, Xiaomi enfocó toda su estrategia en ofrecer dispositivos de altísima calidad pero con un precio de derribo en comparación con los de las marcas líderes. El primer Xiaomi Mi 1 ya cautivó al mercado chino al ofrecer unas especificaciones técnicas similares al iPhone 4 de Apple pero a menos de la mitad de su precio.

Esta oferta tan competitiva se basaba en un modelo de negocio centrado en minimizar gastos al máximo y vender directamente online sin intermediarios. Xiaomi evitaba costosas campañas de marketing y tiendas físicas, lo que les permitía ahorrar enormes sumas que repercutía en poder ofrecer precios muchísimo más bajos.

Conforme fueron lanzando nuevos modelos aún más avanzados como los Mi 2, 3, etc. la filosofía “calidad-precio” se fue consolidando como el principal sello distintivo de Xiaomi. Una fórmula tan aplastante que, combinada con el tirón de las redes sociales, rápidamente se hizo viral convirtiendo a Xiaomi en un fenómeno de masas en países emergentes como la India, Indonesia o Latinoamérica (Bolivia entre ellos).

La marca de las redes sociales

Precisamente, otro de los grandes aciertos de Xiaomi ha sido su enfoque de marketing centrado en acercarse al usuario final y establecer una conexión directa con los consumidores a través de las redes sociales.

En lugar de gastar millones en publicidad convencional, Xiaomi creó desde bien temprano una estrategia de marketing colaborativo enfocada en las comunidades digitales. Lanzamientos con reservas online, interacción continua con usuarios a través de redes como Weibo (la “Twitter/X” china), involucración de fans en el desarrollo de productos, etc.

Esto generó un enorme sentido de comunidad con la marca entre los compradores de Xiaomi, los llamados “Mi fans“, que se sienten parte de un movimiento distinto y no meros consumidores.

Para muchos entusiastas de la tecnología en países en desarrollo, Xiaomi representa la marca por la que pueden acceder a dispositivos de última gama sin tener que pagar un dineral. Es la filosofía “smartphone para el pueblo” que los hace sentirse parte de un movimiento rebelde frente a las marcas asequibles sólo para ricos.

Sea como estrategia intencionada o no, esta comunidad de fieles seguidores ha sido un gran activo de marketing para Xiaomi, que sigue alimentando esa sensación de pertenencia con detalles como sorteos, eventos especiales para fans, ediciones limitadas de productos, etc.

De pequeña “china company” local a multinacional con presencia global

Pero Xiaomi no se ha quedado sólo como un marca regional de China y Asia. En los últimos años, la compañía ha logrado dar un salto hacia una presencia verdaderamente multinacional, con tiendas y operaciones en más de 100 países de Europa, Latinoamérica, Oriente Medio, África, etc.

El crecimiento fuera de sus fronteras iniciales ha sido tan exponencial que, en 2021, Xiaomi sobrepasó a Apple como la segunda marca que más smartphones vende a nivel mundial, sólo por detrás de Samsung. Eso sí, en ciertos países como India, México, Rusia o Ucrania, la marca ya es líder absoluta del mercado.

Semejante expansión internacional ha sido posible gracias a esa inequívoca propuesta de ofrecer móviles de gama media-alta a precios realmente competitivos. Algo que ha conectado muy bien con los consumidores de mercados emergentes ávidos de tecnología vanguardista pero sin poder pagara los precios “premium”.

¿Teléfonos inteligentes? o ¿autos eléctricos?

Pero Xiaomi ya no es únicamente una marca de smartphones. Durante la última década, la compañía ha aprovechado su experiencia de ofrecer hardware a bajo coste para diversificarse hacia todo tipo de productos tecnológicos para el hogar inteligente.

Desde relojes y pulseras inteligentes hasta robots aspiradores, purificadores de aire, cámaras, sistemas de seguridad, televisores y hasta patinetas y bicicletas eléctricas, la oferta de Xiaomi se ha ido ampliando hasta conformar todo un ecosistema de dispositivos conectados “Internet de las Cosas”. Recientemente -en marzo del 2024- presentó  Xiaomi SU7, su primer coche eléctrico que apunta directamente a destronar a Tesla, el líder del sector a nivel mundial.

Análisis: Xiaomi pisa fuerte, pero ¿podrá destronar a Apple?

El ascenso de Xiaomi en la industria móvil está siendo realmente arrollador. La marca china ha pasado de ser una pequeña disruptiva a convertirse en la tercera que más smartphones vende en todo el planeta.

Un logro que no es cualquier cosa, pues ha dejado muy atrás a pesos pesados del sector como OnePlus, Oppo, Vivo, Huawei. Pero lo más sorprendente es que el año pasado incluso superó a Apple como segunda marca de teléfonos inteligentes más vendida globalmente, solo por detrás de Samsung.

La pregunta ahora es: ¿podrá finalmente Xiaomi arrebatarle el cetro a Apple y Samsung para coronarse como nuevo líder indiscutible del sector? 

Por un lado, está claro que la propuesta “calidad- precio” de Xiaomi está teniendo un gran éxito, especialmente en países emergentes donde su cuota no para de crecer. 

Pero por otro lado, crecer es una cosa y poder destronar a dos gigantes tecnológicos consolidados como una roca es bien distinto. Estamos hablando de marcas que no sólo han creado categorías de producto, sino que están instaladas en la mente de millones de consumidores a nivel global.

Apple sobre todo lleva toda la vida explotando con maestría el posicionamiento de su iPhone como sinónimo de “teléfono inteligente”. Una asociación mental así no se consigue de la noche a la mañana.

Es cierto que Xiaomi  ha hecho gran trabajo posicionándose como marca “top de gama asequible” , algo así como “la compañía Apple china” low cost. Pero ser el pequeño hermano no te garantiza precisamente derrocar al “rey”.

Para desbancar a Apple y tentar el reinado, Xiaomi necesitaría dar un paso más e ir más allá de simplemente lanzar móviles  asequibles. Tendría que construir una propuesta de marca con una diferenciación clara, algo que de verdad cambie las reglas del juego como hizo el iPhone en su día. (si Xiaomi va ingresar en serio en el segmento de gama alta, necesitará un nuevo nombre para ese target  para competir con Iphone. No se puede cambiar la percepción que se tiene de una marca y Xiaomi no significa “smartphone de gama alta”)

Es el mismo reto al que se enfrenta con su reciente incursión en los autos eléctricos y su modelo SU7, donde de nuevo arranca con desventaja frente al posicionamiento asentado de Tesla como “la marca #1 de coches eléctricos” por excelencia.

La historia de grandes marcas ha demostrado que resulta muy difícil reposicionar una marca exitosa en una categoría totalmente nueva. El caso de Xerox intentando meterse en el negocio de computadoras personales es un craso ejemplo.(Xerox era la marca #1 en “fotocopiadoras” no de PCs) Mientras que Apple, al contrario, es maestra lanzando marcas nuevas en categorías nuevas como iPhone, iPad, y el icónico iPod.

Tampoco hay que olvidar el clásico ejemplo de Yahoo, que de ser el exitoso buscador online de los 90, acabó diluyendo su marca con mil frentes abiertos -Yahoo mail, noticias, directorios, etc-  y dejando que Google se hiciera con el liderazgo de las búsquedas.

Así que aunque Xiaomi tiene el viento a favor, aún le queda mucho camino por recorrer si quiere destronar del todo a las “divinidades tecnológicas” actuales. Por ahora, se ha ganado el respeto como potencia emergente. Pero para entrar en la élite necesitará definir mejor su enfoque y evitar la trampa de extensión de marca.

(Una marca para ser exitosa, sólo puede significar UNA idea en la mente de la gente, no dos)

ANÁLISIS: Xiaomi pisa fuerte, pero ¿podrá destronar a Apple?

El fundador de Xiaomi Lei Jun en una de sus presentaciones.

 

_____

Escrito por Keny Cordova / Consultor & Brand Strategist

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

OBTÉN UNA PROPUESTA
Mostrar botones
Ocultar iconos